SALUD

Guía sobre los riesgos de comprar fármacos online

Guía sobre los riesgos de comprar fármacos online

Una mala compra puede significar la muerte

Discapnet / D. Labrador (30 de junio de 2010)

¿Merece la pena por una noche de pasión?

En Discapnet estamos al día sobre los peligros de comprar medicinas por Internet. Por eso, hemos decidido lanzar un especial en salud para informar a los usuarios sobre esos riesgos.

Desde hace unos años el problema de la venta fraudulenta de medicinas por Internet está yendo en aumento. Aunque los diferentes países y gobiernos de todo el mundo crean normas y sanciones para acabar con esta práctica, todavía siguen circulando medicinas "falsas" por la Red.

Y no es sólo que circulen sin más. Sino que hay una gran red detrás. Se está convirtiendo en un negocio ilícito , que genera y mueve miles de millones de euros en el mercado negro. Algunos de los productos falsificados llegan a estar en el mercado antes que el producto original, que puede estar aún en fase de pruebas.

Internet es en este caso un arma de doble filo. El usuario tiene gran facilidad para acceder a sitios web que venden productos falsificados. Por su parte, los vendedores cuentan con la habilidad suficiente para crear sus puntos de venta online, sin que aparezca su situación física, e incluso muchas veces alojan sus servidores en el extranjero, para que sea más peliagudo recibir una sanción o penalización.

"No es lo mismo comprar un vaquero de marca falsificada (aunque sea delito), que comprar una medicina, que podría ser letal para el ser humano", afirmaba recientemente el consejero técnico de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, José María Martín del Castillo. Pese a que está comparación es muy clara y explica en pocas palabras los riesgos de ingerir un medicamento falsificado, parece que los usuarios no acaban de creérselo, o al menos, eso se desprende de un reciente estudio realizado en 14 países europeos por una conocida marca farmacéutica.

Se calcula que 11 millones de personas han comprado fármacos por Internet sólo en España . La cifra aumenta de forma desorbitada si analizamos otros países.

Los motivos son muy diversos: el ahorro de dinero, la rapidez para hacer la compra, la vergüenza que les lleva a querer adquirir esos productos de forma "anónima".

La mayoría de personas que compran un fármaco por Internet lo hacen para adelgazar de forma "milagrosa" o para mejorar sus relaciones sexuales. Lo que desconocen, es que estos fármacos, no originales, pueden llevar sustancias altamente tóxicas que provocan efectos secundarios en su cuerpo, y que podrían tener graves consecuencias. En última instancia hasta la muerte. Otros muchos si conocen estos riesgos, pero aún así, creen que los beneficios son mayores. Los riesgos de sufrir insuficiencia renal, trastornos sanguíneos graves o una parada cardíaca, parecen no ser suficientes para persuadir a los compradores de estos sucedáneos.

" Internet no es seguro. La venta de medicinas por Internet, hoy día, no es segura. No podemos dar garantías de calidad ni de seguridad sobre los medicamentos que se venden por ese canal ", afirma Belén Escribano, subdirectora general de Inspección y Control de Medicamentos de la AEMPS (Agencia española de medicamentos y productos sanitarios). "Uno de los medicamentos sobre los que hemos tenido que alertar tenía una dosis 200 veces más alta de la permitida", nos explican sobre el MMS (Miracle Mineral Solution), producto que no se ha comercializado a través del canal farmacéutico, y por lo tanto, no había pasado controles ni supervisión oficial.

Por qué seguimos comprando medicamentos "falsos" online

La gente de a pie en la mayoría de los casos no se fía de los productos que se compran en Internet. Y mucho menos cuando hablamos de medicinas. Pero aún así el mercado de medicamentos falsos mueve ingentes cantidades de dinero. El tirón de estas ventas se produce porque se aprovechan del pudor de la gente y de la fe ciega de sus compradores, que en su día pensaron "¿y si pruebo...?".

Quien tiene vergüenza ni come ni almuerza

Decimos que se aprovechan de su pudor, porque muchos de estos productos "estrella" prometen acabar, por ejemplo, con la disfunción eréctil. La gente es más reservada a la hora de hablar de estos temas, y prefieren no acudir al médico o al especialista. Es muy fácil encender tu ordenador, hacer una búsqueda general de esos productos, cuyo nombre es bien conocido, y encontrar en más de cien páginas aquello que buscas.

Lo seleccionas, das tu número de tarjeta, y en un par de días lo tienes en casa.

Sin nombres, sin preguntas, sin exploraciones médicas...

La fe mueve montañas

Sí, la fe mueve montañas y cuando has intentado mil y un métodos para tener esa figura esbelta que deseas... puede que no pase nada por probar un método más. Muchas veces la ignorancia, el "querer" creer, o el no pensar en efectos secundarios, hace que cientos de personas compren online ese producto que promete "milagros".

Muchos comprobarán que su deseo se va haciendo realidad. Pero los efectos secundarios no tardan en aparecer, y provocar lesiones orgánicas, muchas veces irreparables.

Nuestro consejo

Para curarse en salud, no hay nada mejor que contar con la supervisión de nuestros médicos y con la confidencialidad y discreción de los farmacéuticos de siempre, porque ¿vas a jugártela?

INFORMACIÓN

El especial sobre "Los riesgos de comprar medicinas falsas en Internet" está disponible a través del siguiente enlace

Guía en profundidad sobre riesgos de comprar medicinas online

Documento word complementario: Dossier sobre fármacos falsos (Pfizer)

Entrevistas: